martes, 19 de octubre de 2010

Déjame hablar...

Porque necesitas decirlo, pero nadie te escucha. Es una tontería, no tiene importancia, pero llevas todo el día sin hablar de ninguna de las tonterías que te tienen viviendo en una nube. No hay segundos para ti, porque lo suyo, que no son tonterías, que las cuenta por encima, son más importantes. Y lo entiendes, pero una pequeña parte de ti la odia por ello. Y no sabes si es porque no te deja contar las tonterías que te agobian o porque la envidias, porque querrías estar en su situación. Y tus tonterías gritan, suplicando entre sollozos, salir de ti.

sábado, 16 de octubre de 2010

Al final...

Cuando los "para siempre" llegan a su final. Cuando la gente no sabe si reír o llorar. Cuando te sientes como una pieza en el puzzle equivocado. Cuando la lluvia es demasiado seca y el sol no calienta lo suficiente. Cuando la nieve arde. Cuando lo sabías y no te lo creíste. Cuando el autor de tu historia escribe "Fin" y te empeñas en que haya segunda parte. Cuando no tienes ni idea de cómo te sientes, de cómo sentirte. Cuando a pleno día necesitas encender una vela. Cuando por la noche el frío te impide dormir. Cuando, a pesar de saber que es imposible, una pequeña velita de tu corazón susurra que todavía puede ser que... Al final, intentas alargar ese "para siempre" todo lo que puedes, y en un ejemplo de masoquismo, lo vas consiguiendo. Y no puedes saber qué pasará "al final"...

sábado, 2 de octubre de 2010

Verde espezanza.

Valor. Valor hay que tener para atreverse a vivir únicamente de esperanzas. Valor y paciencia, y aguante. Valor y cobardía. Cobardía porque no vas a hacer nada porque ocurra, simplemente vas a esperar. No pocas veces se te ha pasado por la cabeza la idea de que no tienes nada que perder, que quieres gritarlo todo, gritárselo a la cara, que se dé cuenta. Pero te entra miedo, te callas. Dejas pasar oportunidades únicas. 

-No te preocupes -te dices-, seguramente, esta ocasión única e irrepetible se te volverá a presentar