miércoles, 31 de julio de 2013

Don't you remember?

¿Te acuerdas de cuando yo ya te quería y tú no lo sabías? ¿De cuando yo ya te quería y no lo sabía? ¿De cuando, de vez en cuando, se me partía un poquito el corazón y tú no lo sabías, ni yo lo sabía? ¿De cuando empecé a saberlo y todo se rompió un poco más, porque tú no lo sabías?
¿Te acuerdas de cuando terminé de romperlo todo, para reconstruirlo poquito a poco y bien? ¿De cuando decidí que fuera lo que tuviera que ser? ¿De cuando te di la posibilidad de reconstruir conmigo? 
¿Te acuerdas de cuando empezaste a reconstruir? ¿De cuando le pusiste cada pétalo a su rosa? ¿De cuando empezaste a hacer de cualquier cosa pequeña lo más bonito? 
Por cada instante, cada antes y después, cada punto y seguido, gracias. Por romper, reconstruir, y seguir construyendo...

lunes, 29 de julio de 2013

"El regalo más grande".

De vez en cuando lo piensas, recuerdas, sonríes, casi lloras, te emocionas, y aún apenas te lo crees. Y es que la vida te ha dado el regalo más bonito, más grande, y lo ha puesto en tus brazos, en tus manos, en tus labios. Lo miras a los ojos, te empapas de toda esa esperanza brillante, y sabes que ese regalo que no te esperabas, que apareció de repente, es fuerte, y por eso mismo, tienes que cuidarlo como si fuera de cristal. Pero qué bonito, reluciente y perfecto que es este corazón de cristal, qué música más perfecta suena cada vez que late, cada vez que nace un beso, una caricia o un abrazo. 
Qué bonito es regalarle a alguien tu corazón de cristal. Qué regalo más grande es que te regalen el suyo a cambio.

sábado, 13 de julio de 2013

Un minuto, y un poco más.

Lo más bonito de la vida son las sorpresas. Los regalos como caídos del cielo, los detalles adornados con un lazo azul y una carta escrita a tinta negra. Un minuto, como una estrella fugaz, y toda la felicidad contenida en un instante. Besos inesperados, sonrisas. Tú en el andén, un tren que se va. Un momento en el que no caben todas las palabras que tenemos para decirnos, todos los besos que tenemos para darnos, todas las caricias que nos tenemos guardadas. Un rayito de Sol, un poquito de ti demostrándome que cada día te quiero más y que cada día eres más increíble, un poquito más de amor. 
Un poquito más de todo, en uno de los minutos más bonitos del mundo.