domingo, 27 de noviembre de 2016

Manual de domingo por la tarde.

Hace tarde como de acurrucarse,
de tenerse muy cerca
y que sean los latidos de tu corazón
los que vayan marcando
el paso de mis horas.

Hace tarde como de que el tiempo se pare
si me arropas con tus brazos,
de cerrar los ojos
y que se nos junten los labios
sin acordarnos de qué día es mañana.

Hace tarde como de nostalgia
de paseos por el Retiro y olor a tierra mojada, 
de olor a libro nuevo,
a taza de chocolate caliente entre unas manos
que se están muriendo de frío.

Hace tarde como de desvestir el alma
y que se empape bajo la lluvia,
de que corra hecha tinta por mi papel
contando que, lluviosa y gris, 
ésta es una tarde preciosa.

Hace tarde como de escribir poesía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario